Iván Raña: “La bici va a ser muy agresiva en Hawaii”

El gallego desvela a Pontoon que llega a Kona de la mano de Luc Van Lierde, campeón en 1996 y el 1999, con quien entrena desde este verano. Raña cree que, este año en Hawaii, la estrategia será tan importante como el rendimiento en la primera y decisiva mitad de la bici

Por Alberto Trillo / Fotos: Kike Abelleira


Trece años han pasado desde que Iván Raña se proclamó campeón del mundo de triatlón en Cancún. Como siempre en su carrera, sigue mirando a lo más alto. No le valen objetivos intermedios. Su ilusión por volver a proclamarse campeón del mundo permanece intacta.

Raña peregrina por tercera vez a la meca del triatlón con la lección aprendida de los dos años anteriores. 6º en 2013 y 17º en 2014, este año acude sin el cartel de favorito ni la presión que ello conlleva. Llega con una novedad importante: desde este verano,  el belga Luc Van Lierde, campéon en Hawaii en 1996 y 1999, orienta los pasos del gallego para romper la cinta de meta en Kona, donde la estrategia puede ser tan importante como el rendimiento puro.

Iván, dicen que a la tercera va la vencida…

Veremos, por lo menos venimos con algunas cosas aprendidas en cuestión de entrenamiento, sobre todo algún cambio sustancial. Por eso, por la mejor preparación, creo que podemos tener más suerte con el resultado.

¿Cómo llegas a Hawaii con respecto a otros años? ¿Qué cambios has hecho en la preparación?

Los cambios fueron básicamente en volumen e intensidad. Menos volumen y menos intensidad en verano, aunque en invierno si que hice mucha calidad, sobre todo en bicicleta, y bastantes quilómetros. El cambio vino en el verano, que lo hice un pelín más relajado. Además conté con un entrenador: Luc Van Lierde.

¿Por qué pensaste que era importante contar con la colaboración de Luc Van Lierde?

Creo que es importante tener esa perspectiva desde fuera. Me ha hecho levantar un poco el pie en los entrenamientos. Creo que eso ha sido fundamental para poder aguantar la carga de trabajo en los entrenamientos para llegar a Hawaii.

ivan_kona_bike_as5.jpg

En lo que no has cambiado, ha sido en participar en la Vuelta Ciclista a Galicia de aficionados. ¿Por qué participas en una vuelta ciclista de tres días a menos de un mes de la cita en el pier de Kona?

Creo que si dominas el tema de ir en pelotón, y no te supone estrés, no es tan arriesgado. Para mí, para mi forma de correr en bici, que es con más cadencia, más ritmo, y no como los tíos más pesados que mueven más tranca, creo que tiene un aporte de rendimiento importante. Por eso creo que me sienta muy bien correr Volta a Galicia tres semanas antes, para pulir mi forma de correr, con más intensidad de lo que lo haría entrenando.

Al margen de este, cuéntanos algún entrenamiento de lo que hayas hecho que te haya dado mucha confianza.

La verdad es que desde que estoy con Luc no he hecho ninguna locura. Ha sido todo más tranquilo, de hecho, echo en falta un poco más de volumen y de caña, pero va a ser todo progresivo, el año que viene supongo que todavía más.

Pero si que hay algún entreno que me da confianza. Por ejemplo, antes del Ironman de Austria, después de nadar, hice 220km en bici a ritmo de Ironman, que en Galicia, con las curvas y el desnivel, no es poco. Aun así, quizás lo más agresivo ha sido correr la vuelta ciclista y terminar cada día con un entrenamiento de natación o carrera.

Después de la mala experiencia del año pasado en la bici, ¿qué ajustes has realizado para sentirte más cómodo?

La experiencia del año pasado fue mala desde la natación, que es lo que mucha gente no entiende. Cuando pierdes 1’15” con un grupo de 20 tíos, eso es que pasa algo. Si encima te montas en la bici con ese desgaste que has tenido nadando… no vas. He hecho algún cambio, pero no solo de cara a esta edición de Hawaii, que ha sido algún entrenamiento más largo de natación, con menos intensidad, para trabajar un poco más el fondo y salir menos mermado del agua.

En cuanto a la dinámica de carrera de este año, que factores o triatletas crees que pueden resultar más decisivos así a priori?

Creo que este año va a ser como una carrera de distancia olímpica desde la natación. La bicicleta va a ser dura porque el grupo delantero será más grande; va a haber más ataques, hasta que que cada uno se ajuste a su grupo, que será a mitad de carrera en Hawi, en el punto de retorno. Ahí cada uno se apaciguará y buscará su ritmo, pero hasta ahí habrá mucha tensión: hay que adelantar, tener cuidado con las penalizaciones por drafting o por blocking, así que creo que va a ser más un tema de estrategia, de saberse moverse bien, que de rendimiento puro.

¿Crees que este año se puede romper la barrera de las 2h40 en el maratón?

Viendo como va a ser la bicicleta, me parece que será muy difícil bajar de 2h40. Pienso que puedo hacer 2h45. Pero ya te digo, que creo que la bicicleta este año va a ser muy agresiva.

¿En qué te va ayudar tener la experiencia de dos participaciones a nivel físico y mental?

A nivel físico creo que sé regularme un poco más, estoy más hecho a la larga distancia. En bici me noto más sólido, no más rápido, más sólido, es decir que soy capaz de mantener mejor ese ritmo machacón que hace falta.

A nivel mental, conocer la carrera perfectamente (aunque hay gente que tenga más experiencia): saber donde pega el viento, como se hace de dura la vuelta, el avituallamiento, la comida, las sensaciones que tienes cuando te bajas de la bici… Enfrentarse a algo por lo que ya has pasado, siempre es más fácil de asimilar.

Últimamente estás más presente en las redes sociales, ¿a qué se debe este cambio?

Es un tema con el que ya me venían metiendo caña los patrocinadores. Por el entrenamiento que hacía, al final del día no tenía tiempo ni ganas de ponerme con estas cosas. Es algo que intento cambiar. Aquí en Hawaii, Javi García [exmedallista en el mundial de duatlón] ha venido a ayudarme con los entrenamientos y Kike Abelleira con fotos, vídeos, etc. para evitar que esté con estas cosas, que al final también te desgastan y te hacen estar pensando todo el día en lo mismo, eso es lo que intento evitar.

¿Por qué es necesario rodearse de un equipo así para ganar en Kona?

Porque el volumen de entrenamiento, los viajes, los compromisos, las entrevistas, mensajes que te mandan los amigos y que dejas de contestar, o otras cosas que  surgen en el día a día… que sí, puedes hacerlo tú solo, pero creo que pierdes mucha energía peleando tú solo contra todo esto. Creo que es mejor rodearse de gente válida que te quita ese trabajo de encima.