Tributo a Laurent Vidal

Laurent Vidal fallece a los 31 años en su Sète natal

Por Alberto Trillo


La noticia del fallecimiento de Vidal nos ha sobrecogido particularmente por razones que no caben en estas líneas. Es una paradoja que el destino, en quién él creía, le brinde este final anticipado a una persona vital, pasional, enérgica y cargada de sueños. “Un eterno optimista”, como él mismo se calificaba.

Tuvimos la fortuna de entrevistar a Laurent en Pontoon hace unos meses. La respuesta que recibimos de los lectores fue casi unánime: sus palabras habían gustado e interesado mucho. Laurent nos dio durante la entrevista una lección de vida y triatlón, de triatlón y de vida, al alcance de muy pocos. Por suerte y por desgracia.

Por eso, hoy, nos gustaría rendir nuestro humilde tributo al francés con una selección antológica de las enseñanzas que nos transmitió en aquella hora de conversación intensa y apasionada.

Se va muy joven este genio del triple esfuerzo, pero nos deja un legado de referencia para los que nos apasiona la vida, y el deporte como medio para vivirla.


Sobre el triatlón

El triatlón de élite es proceso artístico que va más allá de las cifras y de lo tangible. “Entrenar y competir es un arte”

“En el deporte de alto nivel hay que sentir lo que se hace, hay que tener una sensibilidad especial. Desgraciadamente, hoy en día, con toda la tecnología que tenemos a nuestra disposición, intentamos poner siempre números a cosas que al final son difícilmente tangibles.”

“Cuando uno se siente fuerte, es imposible explicarlo con cifras, es algo que va más allá. Es decir, no hay nada racional en llegar a la salida de unos Juegos y creer que vas a ganar y que estás en la mejor forma de tu vida.”

“Como dicen en inglés, hay que permitirse el “todavía no”. Hay que darse tiempo para rendir al máximo y, en ese camino, entender que hay que ser feliz en el día a día para llegar a los resultados.”

“Siempre se nos juzga por el resultado, pero la realidad es que el resultado y el rendimiento no vienen del azar, sino que son la consecuencia lógica de lo que hacemos en el día a día.”

“Cuando se hacen las cosas bien, el resultado llega siempre”

Sobre la vida

“He dado todo lo que he podido y estoy tranquilo. Buscaba la perfección, me levantaba cada mañana porque quería ser el número uno del mundo y hacía todo lo que podía para culminar mi gran obra deportiva.”

“Lo que sucedió hace un año, te pasa cuando eres joven, cambia tu forma de ver la vida. Adquiere otro significado. Comienzas a apreciar cosas insignificantes como tomar un café o dar un paseo.”

Su mayor orgullo. “No es un momento en sí, sino el proceso de haber aprendido a ser mejor, a creer que podía ser el mejor del mundo y no poder lamentarme por nada, porque he hecho todo lo mejor que he podido. En mi vida personal, mi mayor orgullo es haber encontrado a Andrea.

“En realidad, lo menos agradable de todo esto es que realmente no he podido elegirlo. Pero bueno, quiero pensar que si esto se me ha presentado, será por un motivo. En fin, creo en mi destino.”

Mucho ánimo, Andrea, familia y amigos.

Descansa en paz, Laurent.