Los 5 triatlones más emocionantes de las WTS

Pontoon hace su top 5 de las mejores carreras que han deparado las WTS desde su inicio en 2009

Por Alberto Trillo


5. LONDRES 2014

© Mark Pearce

Después de mucho tiempo de dominio de los hermanos Brownlee y Gómez Noya, los grupos se volvieron a fusionar. Esto dio lugar a 5km de carrera muy igualados. Siete hombres llegaron al último kilómetro con opciones. Mola consiguió aquí su primera victoria en WTS.


4. Londres 2010

Los Brownlee corrían en casa y partían como favoritos. Alistair salía pálido de boxes y empezaba a sufrir desde el primer metro. A falta de 300 metros, colapsó. Gómez Noya despegó a un jovencísimo Jonathan y Alistair entró en meta un minuto más tarde, dando tumbos y totalmente desorientado para caer en los brazos de un árbitro. De ahí, al hospital.


3. Estocolmo 2013

Alistair firmó su mejor obra de arte en la capital sueca. Una pieza llena de coraje consciente, capacidad táctica, riesgo y sufrimiento extremo para llevarse la victoria. Sabía que no llegaba en su mejor momento a pie, pero quería ganar. Se escapó solo en bici del grupo de 9 de cabeza y consiguió 20 segundos en la T2 que le dieron la victoria. Impresionante.


2. KITZBüHEL 2013 

Si ha habido un triatlón distinto en las Series Mundiales, ese ha sido Kitzbühel en 2013. La subida al Cuerno de Kitzbühel en bici, un puerto de categoría especial, generó mucha atención y todos los grandes de este deporte quisieron llegar en su mejor momento para ganar esta carrera única. Alistair demostró estar muy por encima de los demás. Por desgracia, su hermano estaba enfermo y Gómez Noya llegaba tocado por una caída los días previos. Hubiese sido una batalla aun más intensa.


1. LONDRES 2013

Después de tantas carreras, de dar la vuelta al mundo, de meses de competición, todo se redujo a un kilómetro mano a mano para dilucidar el campeón del mundo. Gómez Noya había derrotado al sprint a Jonathan en la final de Auckland en 2012. Jonathan aprendió de Gómez Noya aquel día que más sabe el diablo por viejo que por diablo. Un año más tarde, se volvían a encontrar en la misma situación, esta vez con el mundial en juego. Gómez Noya volvió a recordarle aquella enseñanza para conseguir la victoria de la que, como ha reconocido, más orgulloso se siente.


Si te ha gustado esta selección, ¡ gracias por compartirla con otros aficionados al triple esfuerzo!