Flora Duffy, campeona del mundo con su apuesta tenaz e inquebrantable

La triatleta de Bermudas vuelve a imponer su estrategia agresiva y decidida para llevarse la Gran Final y el título mundial

Gwen Jorgensen termina segunda en un día difícil para ella un mes después de consagrarse campeona olímpica


Por Alberto Trillo - Fotos: ITU Media

Hay quien sostiene que uno debe centrarse en potenciar sus fortalezas en vez de obsesionarse con corregir sus debilidades. Cuestión de estrategia. Parece difícil que funcione en este deporte que, cada vez más, deja menos espacio a cualquier tipo de disfunción. No obstante, Flora Duffy se alza este año con el título de campeona del mundo gracias a esta filosofía llena de carácter.

La de Bermudas tuvo claro desde el inicio del año que ella no ganaría el mundial esperando a la carrera a pie. O mejor dicho: tuvo claro que quería ganar el mundial. Si quería conseguirlo, tendría que ser agresiva, provocar cortes desde el inicio gracias a su gran natación y fiarlo todo a su capacidad sobre la bici (ostensiblemente superior a la media), que le diese el colchón necesario a su renovada consistencia en la carrera a pie.  Carrera a carrera, mantuvo su apuesta, pese al marcado desgaste psicológico de la misma, y no cedió en su empuje. No siempre le funcionó, pero se mantuvo fiel a sí misma y a la única estrategia que le podría permitir hacerse con el título mundial. Por eso, este título de Duffy tiene un valor particular.

En Cozumel se aferró de nuevo a sus armas. Nadó fuerte, provocó el corte y puso su ritmo en bici. No le importó que sus dos compañeras de escapada, Learnmouth y Hall, fuesen las mismas que torpedearon sus oportunidades en Leeds este mismo año. Duffy se mostró profundamente concentrada en la ejecución milimetrada de un ejercicio de precisión: dosificar sus energías para llegar vacía a la línea de meta.

A la salida de la T2, el reloj contaba los segundos, que llegaban y superaban el minuto, para informar del margen que tendría que defender ante Gwen Jorgensen. Otra vez más, Duffy libraba su agonía en 10 kilómetros al límite, con la gacela Jorgensen yendo a por ella como un depredador voraz ante una presa fatigada.

Si Jorgensen hubiese vencido, se habría convertido en la primera triatleta en lograr oro olímpico y campeonato del mundo en el mismo año. No fue su día. No deslumbró como acostumbra en el último segmento. La estadounidense pagó el precio de ser campeona olímpica, probablemente con mucho gusto.

Duffy, sin embargo, aguantó y se llevó la prueba, el mundial y la admiración más ferviente de cualquiera que entienda la dificultad de su empresa, de su apuesta ciega de pasión e imposible de razón. Se lleva una victoria de esas que dejan un poso de satisfacción que perdura en el tiempo,  y ante la que nadie puede sino inclinar su cabeza y reverenciar el coraje y la determinación de la de Bermudas, campeona del mundo de triatlón 2016.


Lee nuestra entrevista con Flora Duffy en el mes de junio.

Consulta la clasificación final de las Series Mundiales 2016, en las que la veterana japonesa Ai Ueda se hizo con el bronce.

RESULTADOS

POS. NOMBRE APELLIDO PAÍS TIEMPO NATACIÓN T1 BICI T2 CARRERA
1 Flora Duffy 01:57:59 00:18:28 00:00:58 01:02:23 00:00:29 00:35:44
2 Gwen Jorgensen 01:59:16 00:18:38 00:00:58 01:03:22 00:00:27 00:35:53
3 Charlotte McShane 01:59:25 00:19:12 00:00:57 01:02:50 00:00:28 00:36:01
4 Helen Jenkins 01:59:28 00:19:04 00:01:02 01:02:54 00:00:27 00:36:04
5 Ai Ueda 01:59:39 00:19:55 00:00:58 01:03:32 00:00:27 00:34:50
6 Vendula Frintova 01:59:44 00:19:53 00:01:01 01:03:31 00:00:26 00:34:56
7 Sarah True 01:59:58 00:18:37 00:01:00 01:03:23 00:00:27 00:36:32
8 Non Stanford 02:00:16 00:19:12 00:00:57 01:02:48 00:00:32 00:36:48
9 Mariya Shorets 02:00:21 00:19:33 00:01:00 01:03:51 00:00:29 00:35:29
10 Ashleigh Gentle 02:00:34 00:19:46 00:01:00 01:03:37 00:00:29 00:35:45